top of page

¡Pájaro de fuego Dybz!

Axel Art_00001.JPEG
Untitled 46_edited.jpg

Un comienzo entretenido

Un día cuando el cielo afuera

lucía hermosos tonos de azul y púrpura, Dybz y su hermano menor, Izaak,

estaban disfrutando de sus

caricaturas favoritas

de los sábados por la mañana.

Cuando el programa de televisión terminó,

Izaak se levantó y dijo:

"Ya casi termino de desempacar, hermano. ¡Avísame cuando salgan Kirby o Sonic!"

Poco después,

su primo Axel se unió a Dybz,

aunque no estaba muy emocionado.

porque sus intereses eran distintos a los de Dybz e Izaak.

Axel se sentó y le preguntó a Dybz:

"¿Tienes planeado ver la televisión todo el día?"

Dybz,

siendo tan despreocupado como siempre, respondió:

 

"Sí, probablemente".

Sin embargo, su tía quería que salieran a jugar.

Axel persuadió a Dybz para salir al aire libre, diciéndole que le enseñaría a andar en patineta usando la antigua patineta de su padre.

Salieron al patio,

Dybz admira la brillante hierba amarillenta y el suelo de tono rojizo lo cual el no veía mucho porque siempre estaba en su cuarto jugando Mario oh Maui Mallard en su SNES.

Pero pronto se dieron cuenta

de que no podrían practicar

patinaje ese día,

ya que el patio cubierto de hierba no era adecuado para ese tipo de diversion.

​Un Skatepark Creativo

En ese momento,

un niño del vecindario apareció,

parándose en silencio junto a ellos.

Parecía querer ser su amigo,

pero no hablaba mucho.

Axel miro al rededor y se dio cuenta que había un auto bus

abandonado en su patio.

entonces el propuso utilizar el piso lizo de ese autobús

como

improvisada pista de patinaje.

Dybz, Axel y el niño vecino

se dirigieron al oxidado y

desolado autobús.

Pronto después de entrar ellos descubrieron que

el techo metálico dentro del autobús

podía ser removido

fácilmente lo cual podia servir como una superficie

lisa para patinar afuera con mas espacio.

Desmontaron las partes y construyeron rampas para

aprender

y practicar sus habilidades.

Como siempre,

Axel sufrió una lesión menor, pero simplemente se sentó en su patineta y usó su botiquín de medicina,

que,

por supuesto,

siempre llevaba consigo.

Pareciendo un jugador de

video juego el dijo 

"Mi nivel de Vida ya esta restaurado!"

Su mamá abrió la puerta y le gritó:

"¡Más te vale no lastimarte de nuevo, Axel!"

Dybz volvió a entrar a la casa, aprovecho

de que su tía estaba distraída por unos vendedores que ofrecían servicios de internet,

o algo por el estilo.

Dybz miró televisión por un rato,

pero rápidamente se dio cuenta de que había más en la vida que los dibujos animados.

Entonces decidió volver a salir al exterior.

 

Untitled 47_edited.jpg

Aprendiendo De los Errores

A medida que el sol comenzaba a ponerse,

el trío se aburrió de patinar.

Inspirados en las letras de una montaña cercana llamada

"Fuego Hills",

utilizaron algodón de los viejos asientos del autobús para

deletrear su apellido

en el suelo junto al vehículo.

El niño vecino,

celoso de su creación,

Le prendió fuego a las letras con el encendedor de su papa y huyó.

Dominado por el pánico,

Axel corrió a buscar agua,

mientras

Dybz se mantenía tranquilo,

sin darse cuenta de que

su tiempo de diversión comenzaba a volverse peligroso.

Axel regresa por agua como por cuarta vez.

El vendedor se da cuenta

y dice:

"¿Los niños realmente beben tanta agua?"

Nadie reacciona.

Sin percatarse de que el fuego se estaba saliendo de control,

Axel sale corriendo con el recipiente más pequeño posible e intenta apagarlo,

pero por supuesto que no funciona.

Y a Dybz le parece ser chistoso y se empieza a reír de la situación.

Las llamas atraen a un

mítico fénix espacial,

cuyo plumaje, que alguna vez fue vibrante,

ya no resplandecían mas.

Parecía gris y aburrido,

como que si se estuviera muriendo.

Pero ademas de que se miraba devil el pájaro venia rápidamente hacia el fuego.

Tal vez buscaba una chispa para encender su llama.

Entonces,

¡choca contra el autobús!

Provocando una explosión de fuego

lo cual restauró sus poderes,

pero también hirió a Dybz y Axel.

El fénix,

agradecido por su ayuda en su renacimiento,

decide curarlos a ambos con sus llamas.

Después de que Axel y Dybz se curan milagrosamente,

el fénix vuela.

¡Así llegan a contemplar al hermoso pájaro de fuego mítico!

Lo cual les enseña a apreciar la belleza fuera de su hogar.

Su experiencia también les enseñó a explorar y crear su propia historia en lugar de simplemente mirar televisión y vivir la historia de otra persona.

bottom of page